Dolmen de Soto

Datado entre el 3000-2500 a. C. es uno de los monumentos megalíticos más relevantes de la península, supone parada obligada a fin de admirar su buena conservación y las abundantes manifestaciones de arte rupestre que atesora en su interior.

Descubierto y excavado en 1923 por Armando de Soto, fue declarado Monumento Nacional en 1931. En su interior fueron encontrados ocho cuerpos enterrados.

Orientado al este, cada equinoccio se cumple un ritual de culto al sol cuando al amanecer los rayos entran en la galería alcanzando la losa de cabecera del monumento.

Actualmente forma parte de dos Itinerarios Culturales Europeos, Caminos de Arte Rupestre Prehistórico y Rutas Megalíticas.

  

Rutas y Actividades

    Actualmente no hay información